Fitoterapia

Año del Mono de Fuego

Xin Nian Kuai Le
Feliz Año del Mono de Fuego
!!!

martes, 26 de junio de 2012

Enfermedades Mentales

En las ancestrales reminiscencias, cuando aún no existía el tiempo, habitaban los seres supremos en paraísos de fábulas y ensoñaciones. En su empeño de buscar y crear nuevas dimensiones, aunaron soplos. Al más débil le llamaron tristeza, al más bravo cólera, al más desconocido miedo, al más inquieto alegría, al más turbulento reflexión. Todos ellos juntos formaban un nuevo ser que les fascinó. Pasaban el día revoloteando en su entorno, contemplándolo, y admirándose de lo bello de su obra. Pero no todo fue regocijo. Los supremos, comenzaron a tener envidia de su belleza y en un acto de cruel arrogancia les condenaron a vivir. A los nuevos seres se les dotó de todos los recursos, pero los supremos les privaron de la armonía de los soplos, que retuvieron para sí. En su devenir fuera de los paraísos se ahogaban en sus tristezas, enloquecían con sus cóleras, se perdían en sus miedos, se desbordaban en sus alegrías y no acertaban en sus reflexiones, y … enfermaron… Poco o nada podían hacer, sus creadores les habían privado de lo esencial. Desesperados, imploraron. En vano fue el intento, y decidieron entonces sustraerles algo de su magia. Aún hoy los supremos se preguntan como viven los condenados. No saben que en una larga noche, mientras ellos se perdían en algarabías de ambrosia, alguien, ahogado en su tristeza, enloquecido en su cólera, perdido en su miedo, desbordado en su alegría y en la incertidumbre de la reflexión, les robó una fina aguja que celosamente custodiaban. Y aún hoy se preguntan como sobreviven…